Un rincón mágico bañado por el mar

El Aeropuerto de Cannet ha incrementado de forma espectacular su oferta cultural, especialmente con el Museo Pierre Bonnard www.museebonnard.fr, de visita obligada para los amantes de la felicidad. Disfrute de un paseo a pie para visitar la Iglesia de Santa Filomena y la sublime Plaza Belle-vue, atravesando callejuelas de lo más provenzales. Para finalizar, callejee por la Rue Saint Saveur, donde descubrirá las maravillas de los Artesanos.

El hotel Thomas está situado en un enclave extraordinario para disfrutar de la belleza, el encanto y el glamour de Cannes, así como del resto de tesoros de la Riviera francesa. Se encuentra en la comuna de Le Cannet, municipio galardonado en 2006 con el permio regional del patrimonio por su cuidado y atención al medio ambiente. Aquí, el olor a pino, mimosas y eucaliptos se mezcla con el de naranjos, olivos y lavanda, lo que resulta en un aroma característico de Provenza que encandila a quien lo percibe. El corazón de Le Cannet es típicamente provenzal, con fachadas ocres, callejuelas y adoquinados peatonales y un interesante patrimonio arquitectónico. La ciudad es realmente agradable para pasear, aunque por supuesto uno de sus mayores atractivos es su proximidad a Cannes. Por eso, debido a su gran comodidad, nuestro servicio de transfer desde el hotel a Cannes tiene tanta acogida entre nuestros clientes.

Riviera francesa

Cannes cuenta con todo el hechizo que envuelve a las ciudades provenzales y lo combina a la perfección con el lujo y la elegancia de las villas marítimas de la Costa Azul. Situada junto a la costa y una hermosa bahía, esta población fundada sobre un refugio de pescadores disfruta de un clima caluroso en verano y suave y húmedo en invierno; en ocasiones recibe la visita del viento mistral, a pesar de encontrarse abrigada por el macizo de l’Esterel. Al igual que Le Cannet, Cannes presume de un rico patrimonio medioambiental y arquitectónico. La ciudad posee importantes monumentos protegidos, como las villas Domergue, Rothschild o Romée. Otros lugares de interés que no debe dejar de visitar son el hotel Carlton, la torre de Suquet, la abadía de Lérins, el fuerte real de la isla Santa Margarita o la capilla de la Trinidad. Los museos más importantes son el museo de La Castre, el Museo del Mar, l’Espace Miramar y la Malmaison. El aire refrescante de la mañana invita a pasear por el mercado de Forville, que ofrece una descubierta de la región de Provenza, un viaje goloso a los acentos del sur.

Hay dos barrios que merecen especial atención en Cannes. En primer lugar, el barrio de Le Suquet, casco antiguo de la ciudad, donde se encuentran la famosa Catedral de Notre Dame de Bon Voyage, la torre sarracena del Suquet y la Iglesia de Notre Dame de l’Espérance. En segundo lugar, están las islas de Lérins. Aunque resulte extraño, se consideran un barrio de Cannes, y se componen de dos islas principales con sus islotes: la isla Santa Margarita, más grande, célebre por el fuerte real que habría albergado al Hombre de la máscara de hierro; y Saint Honorat, más pequeña, famosa por su monasterio.

Cannes

Cannes es sinónimo de cine, de glamour y estrellas. Cada año, en la segunda quincena de mayo tiene lugar el Festival Internacional de Cine de Cannes, que atraen a una tropa de famosos, turistas curiosos y medios de comunicación. Este festival se desarrolla principalmente en el Palacio des Festivals et des Congres, situado en el emblemático Boulevard de la Croisette, frente a la Bahía. En la Croisette, al igual que en la famosa Rue d’Antibes, se encuentran las tiendas más prestigiosas.

Si tiene espíritu aventurero, le recomendamos alquilar un coche o llevarse el suyo propio y hacer una ruta por lugares tan característicos como Mouans-Sartoux, Grasse, Mougins, Gourdon, Saint-Paul-de-Vence, las grutas de Saint-Cezaire y Saint Vallier de Thiey, Biot, Eze, Roquebrune-Cap-Martin, Mónaco, Menton, Saint-Tropez, Théoule-sur-Mer, y, por supuesto, la bella Niza.

Subir